licencia y enlace

Creative Commons License
is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 Argentina License.
Based on a work at belenprosayverso.blogspot.com.

    SI QUIERES SABER MÁS DE MÍ


    Ingresa a mi entrevista en
    WHOHUD picando aquí

    Silvia Beatriz Giordano

protegida

Safe Creative #0901200126364

Todas las obras de Silvia Beatriz Giordano están protegidas con Derechos de Autor
♦♦

AUTOR PROTEGIDO POR REMES

Subscribe via email

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner


Búsqueda personalizada

.

.
Sólo con un click

domingo, 7 de julio de 2013

Negra el alma

Casi toco la angustia con mis manos.
Tan dura,
tan negra,
tan cercana que duele hasta mirarla.

Siempre allí, agazapada.
Cubierta por finas láminas quebradas.
Atenta al menos gesto,
al nimio mohín,
al adusto fruncir del entrecejo
que aunque dure un instante...
le da alas.

Y salta en un segundo.
Y ataca.
Y muerde.
Y se ensaña.
Y lastima.

Cómo lastima esa angustia
tan dura,
tan negra,
tan cercana
que me duele sentirla
y me ciega al mirarla
(31.5.2013)

©Silvia Beatriz Giordano
Safe Creative #1307075392337

lunes, 21 de mayo de 2012

Y la vida


Alegrías y amarguras.
Sorpresas y desencantos.
Noticias esperadas,
buenas nuevas,
zozobras y espantos.
Interrogantes, certezas.
Sueños, esperanzas...
Y la vida.

Vida que a los saltos
de una sensación a otra,
va caminando los años.
Desazón, espera, dudas.
Miles de preguntas,
(y algunas respuestas por allí, olvidadas).
Los días y las noches...
Y la vida.

Vida que en pequeñas dosis
nos confunde,
nos atrapa y cachetea.
Como el sol húmedo de otoño
en una mañana de mayo,
como el  jazmín recién cortado
pletórico de aromas
o el profundo azul del cielo
en las noches de verano.

Vida que nos va marcando el alma
y nos corva las espaldas.
Vida que nos llena cada poro
con la miel de la experiencia.
Vida que nos abre los ojos.
Y nos confunde.
Y nos atrapa.

Una mezcla de lo bueno y de lo malo,
de aceptar o rechazar,
de amar o despreciar.
Es la vida.
Safe Creative #1205211681164
Silvia Beatriz Giordano ( 21-5-12)
Leer más...

jueves, 19 de enero de 2012

Quizá sea mejor así


Quizá sea mejor así.
Quizá el dulce disuelto sobre el hielo
sepa mejor que un tibio caramelo.
Quizá un otoño sin crujientes hojas doradas
sepa mejor que la calidez del fuego
acariciando mis manos ateridas.
Quizá una negra noche sin estrellas
sepa mejor que la luna reflejada sobre la tranquila bahía.
Quizá un invierno sin luces ni esperanzas
sepa mejor que el viento
meciendo las doradas mieses de allende la casa.

Quizá todo sea mejor así.
Sin nada que altere el silencio.

Quizá sea todo mejor así.
Sin nada que sentir,
sin nada que pensar,
sin nadie a quien amar.

No para mí.

Atesoro:
un tibio caramelo,
un cálido fuego en el invierno,
la luna rielante sobre el agua,
el maduro trigo en los campos,
tu pelo enmarañado,
la almohada
compartida cada noche
y el despertar juntos cada mañana.

Silvia Beatriz Giordano (2012)
Con este poema participo del cuarto Concurso de Poesía de Heptagrama.

Safe Creative #1201190941848
Leer más...

sábado, 17 de septiembre de 2011

Tantos Años

El viento agita las faldas contra las piernas desnudas,
enfría y hiere las manos encallecidas de vida.
Los labios otrora suaves por caricias recibidas,
marchitan su lozanía en grietas de risas idas.
Los ojos entrecerrados y opacados por el tiempo,
otean el horizonte con su antiguo desafío.
Los años se desgranaron y encorvaron las espaldas,
los sueños quedaron truncos, terminados en olvido.

(Y aquí sola, entre tanta soledad.
Y aquí cuerda, entre tanta liviandad.
Y aquí triste, entre tanta hipocresía.
Y aquí mujer, con una vida vivida.)

El viento agita mis faldas contra mis piernas desnudas,
mis manos se abren y cierran agónicas y ateridas,
mis labios resquebrajados ensayan una sonrisa.
Y pienso.
Tantos sueños truncos y olvidados.
Tantos besos merodeando por mis labios.
Tantas caricias dibujadas con mis manos.
Tanto amor, tanta alegría, tanta vida.
Tantos años.
Safe Creative #1109170082157
©Silvia Beatriz Giordano
Leer más...

jueves, 27 de enero de 2011

Un nene de nombre Lorenzo


La casa de Lorenzo


En un pueblito muy lejano, vive un nene de nombre Lorenzo , con una mami muy bonita y un papi  muy bueno, en una casa con un jardín muy grande. Lorenzo tiene a esta mami y a este papi de la tierra que lo quieren mucho, requete  mucho y  tiene un Papi y una Mami  del cielo que  también lo quieren mucho, requete mucho.
En la casa de Lorenzo con un jardín muy grande viven además Catalina la gatita (por todos conocida como Cati) y Tatiana la perrita (por todos conocida como La Chanchi Tati).
A Lorenzo que es muy bueno, le gustan mucho las tortas y galletitas que cocina su mami de la tierra y cuando ella las cocina, invita a su amiguito Felipe a tomar la merienda con leche chocolatada.
Felipe

A la tarde, después de la merienda y antes de que la mami de Felipe venga a buscarlo, juegan en el jardín con Cati la gatita y Tati (La Chanchi).
La Chanchi Tati

Safe Creative #1011247926199

©Silvia Beatriz Giordano
Leer más...

Jesús perdió una chispita



Jesús perdió una chispita de luz de su aureola.
Y un dulce botón nació a la vida.
Jesús buscó entre sus cosas su chispita perdida.
El botón latió, creciendo día a día.
Decidió Jesús que su chispita de luz, por allí aparecería.
Y el botón nació Lorenzo.
Jesús dijo ¡Ahí está mi chispita perdida!
y vio feliz, que era bueno lo que su chispita hacía.
Safe Creative #1011247926229

©Silvia Beatriz Giordano
Leer más...

Catalina cantante!


Catalina la gatita  (por todos conocida como Cati), quería cantar y cantar, pero como era pequeñita su voz salía chiquitita, chiquitita.
Cati la gatita, creció un poquito y un día, paseando por el parque, empezó a cantar. Los que estaban cerca de ella se sentaron en el piso y la escucharon muy contentos.



Cati, creció un poquito más y otro día, paseando por el parque empezó a cantar. Toodos los que estaban en el parque se sentaron en el piso y la escucharon muy contentos.
Cati, se hizo muy grande, tan grande que ya no crecía más. Paseando por el parque decidió subirse a un banco y empezar a cantar. Toda, toda la gente que vivía en la ciudad se sentó en el piso y la escuchó muy contenta.
Cati, estaba en su casa tomando la leche cuando un señor muy aseñoreado la vino a visitar y le dijo:
-Catalina la gatita  (por todos conocida como Cati): ¿quiere Ud. cantar por televisión?. Así mucha gente la va a escuchar y se va a poner muy contenta.
Cati fue a la televisión y empezó a cantar. Todo, pero todo el mundo se sentó en el piso y la escuchó muy contento.



Cati se sintió feliz porque cantando y cantando a toda la gente iba alegrando.

Safe Creative #1011247926281

©Silvia Beatriz Giordano
Leer más...