¿Por Qué?



¿Por qué estás triste?
Dice tu voz de dulce y caramelo.
¿No está el sol allí, en el cielo?
¿No florecieron las rosas?
¿No floreció el limonero?
¡Mira cuántas mariposas!
¡Escucha cuántos gorjeos!
Hay todo un coro de alondras
que cantan al día nuevo.

No estés triste...
que en el cielo vendrán las nubes oscuras,
teñirán todo de negro
se marchitarán las rosas,
se perderá el limonero,
huirán las mariposas,
se callarán los gorjeos.

No estés triste.
Mami,
yo te quiero.

Silvia Beatriz Giordano

8 comentarios

Entradas populares