Otro Aniversario de Silvia Beatriz Giordano




Tañen las campanas

llamando al Rosario

en la vieja aldea

y en la tarde gris

ya no hay añoranzas

trizteza ni pena.


Brotó la esperanza,

la muerte se aleja,

regresa al pasado

y allí queda, quieta.


Fueron tantos años

de pedir clemencia,

de exigir respeto

por las almas buenas,

de implorar amparo

por los hombres niños

que al frío llevaron

sólo con lo puesto.


Que horror, pero...

¡Tan lejos ya quedó la guerra!

Publicar un comentario

Entradas populares

Y la vida