La Rosa Carmesí de Silvia Beatriz Giordano


La rosa carmesí, se ha marchitado.
El rubor que cubría mis mejilla,
en pálida blancura ha devenido,
la pasión que otrora sacudía mis entrañas,
vuelta abulia ingrata y desidiosa
ha cubierto de tedio nuestra vida.

Ya no espero tu llegada
envuelta en fragantes gasas,
ni con flores en el pelo
o caricias embozadas.

Ya no corro al lecho compartido
ansiosa de tu cuerpo y de tus ganas,
como dije:
la pasión que sacudía mis entrañas,
marchitó
como la rosa carmesí de mi ventana.

Silvia Beatriz
1 comentario

Entradas populares

Y la vida